El corazón en estado de reposo late, aproximadamente, de 60 a 80 veces por minuto. El pulso se acelera cuando existe un agotamiento físico o una conmoción y mientras la persona duerme, se ralentiza. Cuando el ritmo cardíaco se acelera o ralentiza en momentos diferentes a los mencionados, por causas inexplicables, o existen latidos adicionales, se está en presencia de una arritmia.

La mayoría de las arritmias no son graves; pero pueden causar mareos, desmayos, pérdida del conocimiento, convulsiones, así como dolores y opresión en el pecho. También conmoción y, en el peor de los casos, un accidente cerebrovascular o paro cardíaco. Basado en un electrocardiograma, el médico puede detectar si el corazón está fuera de su ritmo normal.

¿Qué es la Arritmia Cardiáca?

La arritmia, también conocida como ritmo cardíaco irregular, es un grupo de afecciones que causan, como su nombre lo sugiere, latidos irregulares del corazón, que pueden ser demasiado lentos o demasiado rápidos. Los cambios en la frecuencia cardíaca dependerán de la salud del sistema nervioso del paciente.

La arritmia se divide en cuatro tipos, que son:

  • Bradicardia (latido cardíaco lento)
  • Taquicardia (latido rápido del corazón)
  • Aleteo o fibrilación (latido cardíaco irregular)
  • Contracción prematura (latido cardíaco temprano)
Dr Josue Alejandro Silva Ortiz Cirujano Cardiologo en San Luis Potosi Especialista en Arritmia Cardiaca v001 compressor

¿Cuáles son las causas de la Arritmia Cardiáca?

Existen muchas causas de arritmia, algunas de ellas son:

Causas innatas

  • Miocardiopatía.
  • Defectos cardíacos congénitos.

Causas adquiridas

  • Daños del corazón.
  • Ataque al corazón.
  • Enfermedad valvular, a menudo la regurgitación mitral adquirida.
  • Enfermedad cardíaca hipertensiva.
  • Cirugía cardíaca.
  • Miocarditis y pericarditis.

Causas extracardíacas

  • Hipertiroidismo.
  • Trastornos electrolíticos.
  • Medicamentos, como catecolaminas, antiarrítmicos, glucósidos cardíacos y antidepresivos.
  • Accidentes automovilísticos recientes.
  • Síndrome del seno carotideo.
  • Ansiedad, estrés, fatiga.
  • Hipoxia.

¿Cuáles son los síntomas de la Arritmia Cardiáca?

Las arritmias cardíacas son muy comunes, incluso personas sanas a veces notan la aceleración o disminución de sus latidos. La mayoría de las veces suelen presentarse una serie de síntomas, entre los que se encuentran:

  • Sensación de un pálpito regular o irregular en la garganta.
  • Escasez de aire.
  • Angina de pecho.
  • Desorientación.
  • Mareos.
  • Convulsiones.
  • Trastornos temporales del habla y de la visión.
  • Estados de colapso.
  • Síncope.

En las arritmias peligrosas, como la taquicardia ventricular, la circulación en el corazón es insuficiente, por lo que los pacientes pierden el conocimiento y, en el peor de los casos, puede producirse edema pulmonar. En raras ocasiones, puede ocurrir un paro cardíaco.

Dr Josue Alejandro Silva Ortiz Cirujano Cardiologo en San Luis Potosi Especialista en Arritmia Cardiaca v002 compressor

¿Cómo se diagnostica la Arritmia Cardiáca?

Para diagnosticar la arritmia, el especialista primero pregunta al paciente acerca de los síntomas y condiciones médicas existentes en él. Luego de ello, le realiza un examen físico.

Al escuchar el corazón con el estetoscopio, puede que el ritmo cardíaco irregular sea perceptible; de lo contrario, significa que las arritmias solo ocurren bajo ciertas condiciones. Además de esto, el médico mide la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

El examen más importante para el diagnóstico de arritmias cardíacas es la electrocardiografía. En el proceso, las corrientes eléctricas del corazón se miden a través del pecho, los brazos o las piernas.

El electrocardiograma, también conocida como ECG, se realiza en estado de reposo. Aunque, si es necesario, un ECG puede medirse en condiciones de estrés o de esfuerzo. En esta última, el paciente ejecuta movimientos como correr o manejar una bicicleta.

Un ECG de 24 horas o largo plazo también ayuda a detectar irregularidades esporádicas en el ritmo cardíaco. Otra opción es darle al paciente un pequeño dispositivo de ECG portátil y pedirle que lo encienda al aparecer los síntomas. Así, registrará los eventos de arritmia, y según sea la frecuencia, puede realizarse un diagnóstico.

Por lo general, estos estudios son suficientes para diagnosticar arritmia.

Si todavía no se puede diagnosticar la afección, pueden ser necesarias otras pruebas, como mediciones de la corriente cardíaca con un catéter, denominado electrofisiología, o exámenes con ciertos medicamentos.

¿Cuáles son los tratamientos de la Arritmia Cardiáca?

Los tratamientos para los pacientes con arritmia varían dependiendo del tipo de arritmia que padezcan. A continuación, se exponen:

Tratamientos para la bradicardia

Si la bradicardia es causada por una afección subyacente, esta deberá tratarse primero. En caso de que la bradicardia no sea causada por ninguna otra enfermedad, el médico puede aconsejar implantar un marcapasos.

Tratamientos para taquicardia

Existen varios tratamientos para la taquicardia, entre ellos, ejercicios que el paciente pueda realizar, descargas eléctricas para restablecer el corazón a su ritmo normal y otros más elaborados como:

Operación

En una operación, uno o más catéteres pasan a través de los vasos sanguíneos hacia el interior del corazón, luego se colocan en las áreas donde se produce la arritmia y se destruyen pequeñas secciones de esos tejidos.

Desfibrilador cardioversor implantable

El desfibrilador cardioversor implantable es un dispositivo que se introduce cerca de la clavícula izquierda; se encarga de monitorear el ritmo cardíaco. Si se detecta un ritmo anormalmente rápido, se estimula al corazón hasta regresar a un ritmo normal.

Procedimiento de laberinto

En el procedimiento del laberinto, se realizan una serie de incisiones quirúrgicas en el corazón, las cuales generan cicatrices que forman bloques. Estos bloques guían los impulsos eléctricos y ayudan al corazón a latir eficientemente.

Cirugía de derivación coronaria

En una cirugía de derivación coronaria, las arterias o venas de otras partes del cuerpo del paciente se injertan en las arterias coronarias para eludir las regiones que se han tornado angostas y mejorar el suministro de sangre al músculo cardíaco.

Es importante recordar que los medicamentos no curarán al paciente, pero generalmente son efectivos para reducir los episodios de arritmia.

¿Cómo prevenir la Arritmia Cardiáca?

Para mantener la salud de tu corazón, y alejarlo de futuras complicaciones, deben seguirse las siguientes recomendaciones:

  • Evitar el estrés.
  • Descansar lo que el cuerpo demande.
  • No consumir cafeína y alcohol en exceso.
  • Si el paciente toma algún tipo de medicación, debe asegurarse con el médico de que no causan taquicardia o palpitaciones irregulares.
  • El paciente que use marcapasos debe seguir un control médico frecuente; y si tiene problemas con el dispositivo, deberá dirigirse inmediatamente al especialista.

Es importante que visites regularmente al cardiólogo, si quieres prevenir cualquier fatalidad para tu salud. Además, detrás de las arritmias también pueden existir otras enfermedades fáciles de tratar, mientras se asista a tiempo con el especialista.

Si sientes cualquier incomodidad en el corazón y quieres salir de dudas, acude con el Dr. Josué Silva, Cardiólogo en San Luis Potosí. En caso de querer agendar una cita con él, rellena el formulario de contacto que se encuentra al costado derecho de esta página.

 

5 (100%) 1 vote[s]

[mashshare]

¿TE INTERESA AGENDAR UNA CONSULTA?

Envíanos un mensaje