El corazón es un órgano importante del cuerpo, y como tal, se le deben todos ofrecer los cuidados y atenciones posibles. Existen muchas enfermedades que pueden afectar al corazón. El avance de la edad puede ser el causante de muchas de ellas, si durante la vida del paciente, este no mantuvo un estilo de vida sano y ejercitado. Una de las afecciones que más atacan a las personas de la tercera edad es la cardiopatía isquémica.

¿Qué es la Cardiopatía Isquémica?

La cardiopatía isquémica o enfermedad coronaria es una condición cardíaca en la que los músculos del corazón no reciben la cantidad necesaria de oxígeno, debido a un cierre en las arterias que suministran sangre al corazón. Esta condición es asintomática, hasta que la enfermedad ha avanzado lo suficiente para ocasionar otra variedad de problemas cardíacos.

La cardiopatía isquémica puede presentarse a cualquier edad, sin embargo, es más común en personas mayores. Si un joven o un adulto sufren de esta condición, suele ser por condiciones genéticas, es decir, que algún familiar ha sufrido la enfermedad.

En su inicio, la enfermedad no es grave. El paciente puede desarrollarla sin presentar ningún síntoma. Sin embargo, conforme avance sin ningún tipo de atención médica, la persona puede presentar complicaciones. La afección más común de una cardiopatía isquémica no tratada es el ataque cardíaco.

Dr Josue Alejandro Silva Ortiz Cirujano Cardiologo en San Luis Potosi Especialista en Cardiopatia Isquemica v001 compressor

¿Cuáles son las causas de la Cardiopatía Isquémica?

Existen diferentes condiciones que pueden causar cardiopatía isquémica. En la mayoría de los casos, las personas presentan esta enfermedad debido al avance de la edad. Cuando las arterias comienzan a cerrarse o a taparse, la condición es asintomática. Una vez que el paciente se acerca a los cincuenta años, empiezan a mostrarse los primeros síntomas.

Las estadísticas afirman que los hombres en su edad adulta tienen mayores probabilidades de sufrir de cardiopatía isquémica que las mujeres. Sin embargo, las probabilidades se igualan cuando estas llegan a la tercera edad.

La alimentación y la falta de actividad física también pueden ocasionar cardiopatía isquémica. En el cuerpo existen dos tipos de colesterol, el bueno y el malo. Cuando el colesterol malo aumenta y el bueno disminuye, aumentan los riesgos de sufrir de cardiopatía isquémica. La actividad física y una vida activa disminuyen las probabilidades de sufrir de esta afección. Los deportes hacen que el corazón se mantenga activo y sano, y la arterias limpias y abiertas.

El consumo de tabaco y cigarrillos pueden causar problemas en las arterias, y provocar la aparición de la cardiopatía isquémica.

¿Cuáles son los síntomas de la Cardiopatía Isquémica?

Si bien, la cardiopatía isquémica es asintomática en sus comienzos, cuando la condición está en una etapa avanzada, los síntomas son bastante notables. El síntoma más común de la cardiopatía isquémica es la angina de pecho.

La angina de pecho es un dolor fuerte, que se ubica usualmente en el pecho y nace por la falta de oxígeno en el corazón. Las personas describen el dolor como una fuerte presión en el pecho. La angina de pecho también se puede presentar como un dolor en el estómago, como si tuviera problemas de digestión, náuseas, dolor en la mandíbula, cuello, hombros y brazos.

Sufrir de angina de pecho es un síntoma al cual se le debe poner atención. Si no es controlada, la angina de pecho puede provocar un infarto.

Los síntomas físicos que un paciente puede presentar son: agotamiento y fatiga, dificultad para respirar, náuseas y mareos frecuentes, sudoración excesiva acompañada de sueño y sensación de debilitamiento.

Dr Josue Alejandro Silva Ortiz Cirujano Cardiologo en San Luis Potosi Especialista en Cardiopatia Isquemica v001 compressor

¿Cómo se diagnostica la Cardiopatía Isquémica?

Una vez que el paciente haya descrito los síntomas, el médico realizará una serie de estudios para determinar el origen de las molestias. El doctor puede realizar un electrocardiograma, con este se muestra, mediante gráficas, la actividad eléctrica del corazón. Es un estudio indoloro y se realiza sobre el pecho.

Otro estudio para diagnosticar la cardiopatía isquémica es el ecocardiograma. Con este se determina la forma y el movimiento en tiempo real del corazó, mediante el uso de ondas ultrasónicas, comúnmente conocidas como ecos.

La cardiopatía isquémica también se puede diagnosticar utilizando un monitor cardiaco ambulatorio, mejor conocido como holter. El dispositivo se coloca en el en el brazo del paciente y este debe llevarlo por veinticuatro horas aproximadamente. El holter registra periódicamente la actividad eléctrica del corazón.

¿Cuáles son los tratamientos de la Cardiopatía Isquémica?

Para tratar la cardiopatía isquémica el paciente debe realizar cambios drásticos en su vida. Estos cambios incluyen aumentar la actividad física moderada, eliminar el cigarrillo, mejorar la alimentación y disminuir el peso corporal.

El médico puede recetar el uso de una variedad de medicamentos que alivien las molestias y ayuden a eliminar la condición. El uso de la aspirina es muy común debido a su capacidad para diluir la sangre. Cuando la sangre está más diluida, es más sencillo para las arterias y para el corazón transportarla.

De esta forma el corazón recibe mayor cantidad de sangre por tanto también recibe más oxígeno. Sin embargo, es un medicamento controlado por el médico, porque las posibilidades de sangrado en el paciente aumentan. Las intervenciones quirúrgicas se realizan cuando las opciones anteriores no han dado resultados positivos. Se aplican dos procedimientos, el primero se llama cirugía de Bypass Arterial.

Esta consiste en la inserción de una arteria de otra parte del cuerpo en corazón para sustituir la arteria obstruida, y así hacer llegar la sangre. Otra intervención quirúrgica es la llamada balón arterial, con el procedimiento se introduce un pequeño balón en la arteria para abrirla.

La cardiopatía isquémica es una condición que puede ser controlada si es diagnosticada a tiempo. Si presentas alguno de los síntomas que se mostraron anteriormente, o sospechas que padeces de angina de pecho, debes buscar inmediatamente asistencia médica.

En la ciudad de San Luis Potosí, se encuentra uno de los mejores cardiólogos en San Luis Potosí el Dr. Josué Silva. Con años de experiencia en el área, puede ofrecerte un servicio médico de calidad. Si deseas concretar una cita, solo debes llenar el formulario a la derecha del sitio web. La salud de tu corazón es importante, debes ponerla en las mejores manos.

 

5 (100%) 1 vote[s]

[mashshare]

¿TE INTERESA AGENDAR UNA CONSULTA?

Envíanos un mensaje